Depresion Alcoholismo y Diagnostico


Trastorno Afectivo Inducido por el Consumo de Alcohol.

Este trastorno puede cursar con síntomas depresivos, maniacos (entendiendo como tales una alegría desbordante que hace al sujeto tener un comportamiento inapropiado) o cuadros mixtos.
Para poder diagnosticar un cuadro de depresión habrá que valorar que el sujeto tiene un estado de ánimo depresivo la mayor parte del día, con disminución acusada del interés para casi todas las actividades, trastornos del sueño y de la psicomotricidad, fatiga, sentimientos de inutilidad, baja capacidad para pensar, concentrarse o decidir, e ideas de muerte.
El riesgo de padecer depresión es 3 veces mayor en los varones que abusan de alcohol que en los que no abusan. En las mujeres este riesgo es 4 veces mayor. Por otra parte, un 34% de la totalidad de pacientes deprimidos abusan del alcohol. Esta comorbilidad entre depresión y los diagnósticos de abuso o dependencia de alcohol distorsiona el cuadro diagnóstico, interfiere con el cumplimiento del tratamiento y aumenta el riesgo de conducta suicida o violenta. En el lado opuesto el cuadro maníaco se diagnosticará en base a una autoestima grandiosa, con poca necesidad de dormir, verborrea, pensamiento acelerado, distraibilidad y aumento de la actividad, incluyendo algunas actividades peligrosas.En los cuadros mixtos se producen una mezcla de síntomas de ambos trastornos.

¿Angustia o depresión?:

La paciente, una mujer de cincuenta y cinco años, madre de tres adolescentes, ha estado en el consultorio quejándose con frecuencia de malestares somáticos imprecisos y variables. Está inquieta, moviendo su cuerpo – y sus pensamientos– en forma espasmódica e inconexa; refiere que “el corazón late demasiado rápido”, que tiene dificultad para conciliar el sueño, que está “nerviosa todo el tiempo”. Sus manos están pegajosas y húmedas, y su frecuencia cardíaca está levemente aumentada; por lo demás su examen físico –nuevamente– no presenta nada llamativo. La paciente obviamente está angustiada. ¿Pero es su angustia una enfermedad en sí misma o un síntoma de depresión? Si la angustia es una enfermedad ¿se presenta sola o coexiste con la depresión? Sin embargo, es más habitual que el paciente presente síntomas de ansiedad como parte de la constelación global de síntomas que conducen al diagnóstico de depresión. La angustia es fácilmente detectable, mientras que la depresión primaria pasa desapercibida.

Los pacientes con depresión endógena se presentan más frecuentemente con síntomas de angustia que con el estado de ánimo deprimido, pero casi todos los pacientes deprimidos también están ansiosos. Es así como la angustia es habitualmente la reacción del paciente ante el comienzo o exacerbación de la depresión. La falta de capacidad del paciente deprimido para manejar las exigencias habituales de la vida crea los síntomas de ansiedad – temor, tensión, aprensión – y los síntomas somáticos concomitantes. En algunos pacientes, la sintomatología de la ansiedad domina el curso de la enfermedad depresiva durante todo su curso. Ese tipo de depresión generalmente se denomina “depresión ansiosa”. Más a menudo, los síntomas de ansiedad, a pesar de estar presentes durante todo el episodio de depresión, dominan el perfil sintomatológico sólo al comienzo de la enfermedad depresiva. Una crisis aguda de angustia puede ser el primer signo manifiesto – o reconocido – de la enfermedad depresiva, pero la siguiente evolución de la depresión puede incluir pocos síntomas de ansiedad o angustia.

Dado que la angustia se superpone tan frecuentemente a la depresión, o coexiste con ella, los pacientes son mal diagnosticados como padeciendo una “angustia primaria”. Y muchos pacientes que son mal diagnosticados son tratados, entonces, por la “angustia” mediante un tranquilizante o ansiolítico. Cuando se trata la ansiedad, como un síntoma de depresión, mediante un ansiolítico, lo mejor que puede esperarse es un alivio de corta duración de algunos de los componentes de la sintomatología de angustia. Con demasiada frecuencia puede observarse que el empleo de tranquilizantes en esos casos profundiza la depresión, permitiendo que emerjan las manifestaciones más graves de la patología depresiva. La depresión puede asentarse más aún y ser más difícil de tratar; el paciente desconfía más de futuros tratamientos y se torna más temeroso, con profundización de las ideas de ruinas y desesperanza. Los pacientes en quienes coexisten las enfermedades de angustia y depresión no presentan mayores riesgos por el tratamiento con un tranquilizante, pero rara vez son aliviados, y a que necesitan más que un tranquilizante.

Cuando se descubren síntomas de angustia en un paciente, es importante tener en cuenta que la angustia o ansiedad pueda formar parte de la estructura de la depresión. Incluso, cuando está claro el diagnóstico de angustia primaria, puede considerarse la posibilidad de una depresión coexistente. El médico debe tener presente la intrincada relación entre angustia y depresión para poder proporcionar el tratamiento más efectivo. Se indica el tratamiento antidepresivo cuando la ansiedad o angustia es un síntoma de la depresión y habitualmente es el tratamiento más adecuado cuando coexisten la ansiedad y la depresión

                       

1. Pacientes con síntomas de ansiedad y de depresión pero que no cumplen con los criterios diagnósticos operativos actuales de trastornos de ansiedad o de los trastornos del humor.

2. Pacientes con trastornos de ansiedad o con trastorno depresivo, asociados respectivamente a síntomas depresivos o a síntomas ansiosos.

                        3.     Pacientes que cumplen los criterios de ambos diagnósticos: trastorno depresivo y trastorno de ansiedad

 

EL DIAGNOSTICO DE LA DEPRESIÓN:

El diagnóstico de la depresión, como el de cualquier entidad médica, consiste en recopilar y organizar información junto con un alto índice de sospecha y de intuición fundada-. Por supuesto, como primer paso, el médico debe conocer los síntomas de la enfermedad –la tríada de expresión de la depresión: somática, emocional y psíquica. Luego, el médico debe aprender cuándo, cómo y dónde debe buscar los síntomas de depresión; debe aprender cuándo tener en cuenta la depresión.

Por supuesto, algunos pacientes parecen tener una forma “pura” de depresión sin relación alguna con síntomas físicos. Pero la mayoría de los pacientes deprimidos que son vistos por el médico general presentan una depresión relacionada, de alguna manera, con padecimientos físicos. Este es el motivo por el cual consultan a un médico de atención primaria.

  • A veces la depresión se halla oculta por síntomas físicos y emocionales que en general están asociados con ansiedad.
  • A veces la depresión se expresa primordialmente por síntomas somáticos
  • A veces el paciente presenta una patología orgánica que causa depresión – la causa físicamente o tiene una respuesta emocional–
  • Algunos pacientes, dado que padecen patologías orgánicas relacionadas con la edad –- el anciano o el adolescente – presentan mayor riesgo de sufrir depresión.
  • Algunas personas sometidas a stress por las circunstancias de vida se encuentran sometidas físicamente al stress y presentan riesgo de sufrir depresión.

Todos estos pacientes, no importa que relación guarde su depresión con una enfermedad física, expresan su depresión casi de la misma manera: por supuesto a través de sus síntomas, pero también a través de la forma en la cual se presentan, la forma en la cual caminan y hablan, y se ven y se visten. Y todos hablan el lenguaje de la depresión, un lenguaje que el médico debe aprender a entender. Algunos pacientes en la primera entrevista muestran un indicio de depresión que, de no haber tenido un elevado índice de sospecha, se hubiese pasado por alto. El tipo de depresión que presentan está oculto, enmascarado por síntomas atípicos. Pero si el médico conserva un elevado índice de sospecha y recuerda el espectro de síntomas depresivos, puede llegar al diagnóstico, incluso en estos pacientes.

Como en cualquier otra patología médica, se requiere una historia clínica para juntar la información diagnóstica necesaria. Para la depresión, la historia clínica se amplía algo, se concibe de una manera algo diferente y se hace un interrogatorio más profundo sobre la situación vital del paciente, incluyendo el concepto de vida que tiene y cualquier intento de suicidio. Una vez que el médico sabe qué buscar, qué escuchar, a quién mirar, es menos difícil arribar al diagnóstico de depresión. A veces la depresión es el único diagnóstico que cabe ante un complejo de síntomas aparentemente no relacionados.

Errores habituales en el diagnóstico:

1. Con frecuencia se confunde la depresión ansiosa con la neurosis de angustia, y se la trata con tranquilizantes menores, inefectivos o que profundizan la depresión. El error diagnóstico es especialmente común en los pacientes de mayor edad, por lo tanto, si un paciente de edad madura o mayor, sin antecedentes emocionales o psiquiátricos previos, se presenta con agitación precedida por un prolongado período de tensión, debe sospecharse depresión.

2. Con frecuencia se pasa por alto el diagnóstico de depresión en los pacientes que sólo refieren trastornos del sueño y piden un sedante. El médico acepta frecuentemente el diagnóstico dado por el paciente y se conforma sin interrogar para obtener información de otros síntomas de depresión. Todos los pacientes con trastornos del sueño deben ser interrogados sobre la presencia de trastornos del estado anímico.

EDITADO POR LA DRA ANA MARIA BARRIOS ESCOBAR

 

 

Anuncios

2 comentarios

  1. Gracias por la informacion.

    La verdad es que no se como ayudar a mi esposo, que siempre tiene cambios en su forma de ser. A veces es cordial y otras agresivo.Pienso que es consecuencia del alchool y drogas que consume.
    Si bien no lo hace todos los dias; pero lo hace una o dos veces por semana y no se como manejar este GRAN PROBLEMA. Estoy buscando ayuda…………..en Houston, el se decidio hacer terapia y solo encontramos para pagar. seguire buscando algo gratis.
    Ya que nuestra situacion economica por el momento no esta buena.
    Si abe de alguna noticia, no dude en hacernosla saber. Estaremos muy agradecidos.

  2. Necesito ayda y no se donde hir aqui en housto mi esposo es alcholico y la semana pasada se trato de suicidar con un cuchiyo, ahora esta deprimido por que sabe que hizo mal y yo quiero ayudarlo. Se por un amigo que el le llamo que quiere matarse ya que su familia se molesto por lo que hizo y no lo quieren serca de ellos por favor necesito imformasion lo mas pronto posible. Donde puedo hir a buscar ayuda grautita para poderlo ayudar tenemos dos hijos y eso tambien me preucupa gracias y dios me ayude y alguien me pueda ayudar.


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s