Depresion, Riesgo de Suicidio y Mejoria


Riesgo y Mejoría Inicial

Se ha descubierto que en los casos de suicidio, es mas probable que la persona intente quitarse la vida cuando su estado depresivo esta mejorando, en vez de cuando esta peor.  Lo que esto significa es que cuando la persona esta tan deprimida que no puede hacer nada, es menos probable que se quite la vida (aunque no imposible) aun cuando lo esta contemplando.  Cuando el estado depresivo empieza a mejorar y la persona siente más energía, entonces puede intentar quitarse la vida.  Esto parece no ser lógico, sin embargo, para las personas deprimidas, que saben que aunque mejoren la depresión volverá, esta puede parecer la única solución.  Desgraciadamente, cuando la persona muestra señas de estar aliviándose es el momento en que los seres queridos empiezan a respirar con alivio y a vigilar menos a la persona, haciendo mas probable que el intento sea exitoso.En general los pacientes suicidas están dispuestos a hablar de sus intenciones y para algunos la necesidad de desahogarse con alguien que les toma en serio es terapéuticamente positivo. Cuando existe la  posibilidad de suicidio se le debe animar a que hable de ello y procurar emplear tiempo en el futuro para seguir hablando del tema con lo cual se puede facilitar el ingreso temporal en una unidad psiquiátrica y/o proporcionar la ayuda necesaria para atenuar la circunstancias que provocan el intento suicida.
Sea cual sea la causa de la depresión, cualquier persona puede verse asaltada por intensas ideas de suicidio cuando el futuro se muestra desesperanzador. El acto suicida aparece cuando se pierden todas las esperanzas. (Escala de desesperanzas de Beck).
Las estadísticas de suicidios son especialmente altas entre los pacientes que están empezando una terapia. Al comenzar una terapia, los propios síntomas de la depresión nos llevan a pensar cosas como “esto no va funcionar” o “para qué me meto en este lío si lo mío no tiene arreglo”. Además de estos pensamientos puede ocurrir que el paciente y el terapeuta no conecten o no “encajen”, por así decirlo (lo cual es perfectamente explicable si se tiene en cuenta que hasta entonces habían sido dos perfectos desconocidos). El creer que una terapia no va a dar resultado, especialmente si no es la primera, tiene consecuencias devastadoras.< El pánico que produce la reaparición de los pensamientos de muerte y suicidio durará muy poco si no se les permite adueñarse de la mente. Hay que acudir al médico, a un amigo o a algún centro de apoyo y ayuda; el caso es hablar con alguien y contarle lo que ocurre. Lo único que necesita el enfermo en esta fase de la enfermedad es tiempo. Sin duda alguna los pensamientos negros desaparecerán en cosa de dos días, ¡o menos!

Por: Dra Ana Maria Barrios Escobar

Deja un comentario

Aún no hay comentarios.

Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s