Familia de Depresivos y como pueden ayudar a un familiar Deprimido



Informaciones para los familiares

¿Por que se dan medicamentos en la depresión trastorno depresivo)?
Efecto de los antidepresivos en la depresión (trastorno depresivo)
¿Cuanto tiempo dura un tratamiento antidepresivo en una depresión (trastorno depresivo)?
¿Cómo debe retirarse la medicación antidepresiva?
¿Puede hacer vida normal alguien que tiene depresión?
¿Hay que hacer psicoterapia en la depresión (trastorno depresivo)?
¿Crea  dependencia la medicación antidepresiva cuando se administra en una depresión (trastorno depresivo)?
¿Son medicamentos peligrosos los que se emplean en la depresión (trastorno depresivo)?
En los niños, ¿tampoco son peligrosos?
¿Que debemos hacer en una depresión (trastorno depresivo)  si no hay mejoría con la medicación?
¿Cuáles son los efectos secundarios de la medicación antidepresiva (la que se una en la depresión)?
¿Que debemos  hacer si los efectos secundarios son muy molestos?
¿Debemos esforzarnos para salir de la depresión (trastorno depresivo)?
¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA FAMILIA en una depresión (trastorno depresivo)?
¿Existe la personalidad depresiva, o es un tipo de depresión (trastorno depresivo)?


¿Por que se dan medicamentos en la depresión (trastorno depresivo)?

Porque la depresión responde a un trastorno bioquímico cerebral muy bien conocido. Unas sustancias llamadas “neurotransmisores”, las cuales trasladan información entre las células del cerebro, se hallan disminuidas en algunas zonas del cerebro cuando hay una depresión. En según que casos, especialmente en depresiones muy  graves o muy resistentes al tratamiento, pueden hacerse análisis de sangre muy concretos para evaluar el estado de los neurotransmisores, y, a través de ellos, es posible detectar la gravedad de la depresión.

Los medicamentos antidepresivos favorecen la utilización de los neurotransmisores que fabrica el cerebro, e impiden su destrucción.

Efecto de los antidepresivos en la depresión (trastorno depresivo)

Los antidepresivos son medicamentos muy eficaces. Hay que tener en cuenta algunas de sus características. Los plazos normales de actuación de un antidepresivo son los siguientes:

  • La mejoría se inicia en un plazo que va de 5 a 20 días,  o incluso más (hasta 6 semanas).
  • Lo normal es que entre los 15 y los 45 días de tratamiento se llegue a una mejoría inestable, con altibajos.
  • En unos 3 meses la mejoría va haciéndose estable y se va manteniendo.
  • Durante los tres primeros meses, es normal hacer recaídas de uno a tres días, que se recuperan espontáneamente.
  • Hacia los 3 meses la mejoría se estabiliza por completo. En el caso de no ser así, es necesario evaluar la necesidad de cambiar la medicación por otra. En según que casos se asocian varias medicaciones para conseguir un mayor efecto.
  • Los antidepresivos pueden dar efectos secundarios, que desaparecen a la semana o a las dos semanas de tomarlos. Los efectos secundarios más frecuentes son: náuseas esporádicas, sudoración, dolor de cabeza los primeros días y lentitud en la respuesta sexual. Son efectos más o menos molestos, pero no peligrosos. Si son muy incómodos, se puede  cambiar la medicación por otra.  Hay varios tipos de antidepresivos, parecidos en eficacia y la respuesta es muy individual. A unas personas les van mejor  antidepresivos distintos que  a otras.
  • En los prospectos de los medicamentos puede advertir de gran cantidad de efectos secundarios, pero ahí están incluidos incluso aquellos que solamente acontecen en un caso de cada mil. Ante cualquier duda, el paciente no debe dudar en  consultara su médico con toda tranquilidad. El paciente  debe estar constantemente informado y tener confianza en su medico.

¿Cuanto tiempo dura un tratamiento antidepresivo en una persona con depresión (trastorno depresivo)?

Hoy en día se tiende a mantener durante bastan­te tiempo la medicación, pues es el mejor remedio para evitar recaídas. Un tratamiento correcto viene a durar entre 6 y 18 meses. En caso de depresio­nes antiguas o con muchas recaídas, conviene hacer la medicación mayor plazo de tiempo. Entre tres y seis años. En casos de depresiones con muchas recaídas podemos plantear el tratamiento de por vida, tal como haríamos en la diabetes o en la hipertensión arterial.

Cuando el paciente ha mejorado por completo, la medicación antidepresiva tiene un efecto preventivo. Mientras se toma la medicación es más difícil recaer en la depresión, y, de producirse, las recaídas son más suaves.

¿Cómo debe retirarse la medicación antidepresiva en un paciente con depresión (trastorno depresivo)?

Normalmente se retira la medicación de forma escalonada, y evitando hacerlo en épocas de ries­go (primavera, otoño, una fase de estrés, etc.)

Quitar la medicación suele durar uno o dos meses. En el caso de producirse recaídas durante este proceso, es pertinente reinstaurar el tratamiento, al menos durante 6 meses más.

¿Puede hacer vida normal alguien que tiene depresión (trastorno depresivo)?

Normal del todo, es difícil sin tratamiento.  La depresión siempre afecta, en mayor o menor medida una serie de capacidades de la persona. Dificultad para conectar con los demás, fatiga, apatía y trastornos de concentración son  síntomas que, si son intensos, perturban en sobremanera la vida normal. No es extraño, y está del todo justificado, que en depresiones intensas el paciente tenga que coger la baja laboral.

¿Hay que hacer psicoterapia en la depresión (trastorno depresivo)?

La primera fase del tratamiento consiste en el empleo de medicamentos. Es importante que el paciente y sus familiares entiendan que la depresión es una enfermedad orgánica. El enfermo y quienes le rodean lo pasan mal. En las depresiones, sean del tipo que sean, hay problemas para relacionarse con los demás en forma positiva.

En esta primera fase, las psicoterapias acostum­bran a ser muy suaves, pues la misma depresión impide al paciente afrontar con objetividad su situación. Más adelante, cuando -pasados uno o dos meses- mejora el estado de ánimo, es el momento de hablar acerca de la conveniencia o no de una psicoterapia.

La depresión es una enfermedad. Si alguien es normal, y en un momento de su vida padece  una depresión, después de curada la depresión vuelve a ser normal. Si alguien es inmaduro o neurótico, al padecer una depresión empeora. En según que casos, al salir de la depresión, es conveniente la psicoterapia.

¿Crea  dependencia la medicación antidepresiva en los pacientes con depresión (trastorno depresivo)?

No. En absoluto. No  confunda los antidepresivos con algunos tranquilizantes que sí pueden crear dependencia. Un detalle: la medicación antidepre­siva se expende en las farmacias simplemente mostrando la receta (no es obligatorio que se la queden). Los antidepresivos solamente sirven para curar la depresión. Si alguien, que no tuviera depresión, los tomase “para animarse”, lo más probable es que los dejara muy rápido. Los antidepresivos, si no hay depresión, sientan mal. Contrasta eso con el efecto relajante que producen en el caso de haber una depresión.

¿Son medicamentos peligrosos los que se usan en la depresión (trastorno depresivo)?

A las dosis habituales son medicamentos bien tolerados. Cualquier tratamiento debe ser controlado por el especialista, el cual orientará el seguimiento y el control de los efectos.

Puede haber reacciones alérgicas, como con cualquier otro medicamento, aunque son muy raras; son mucho más “alergizantes” los antibióticos, pongamos por caso.

En los niños, ¿tampoco son peligrosos?

Es válido cuanto decíamos para adultos. Son medicamentos muy poco peligrosos a las dosis habituales. Los niños, además, tienen un hígado sano y poco sometido a “castigos” (alcohol por ejemplo), y toleran extraordinariamente bien este tipo de medicamentos.

¿Que debemos hacer si no hay mejoría con la medicación que se da en la depresión (trastorno depresivo)?

Recuerde que son medicamentos lentos en cuanto a hacer su efecto. A veces tardan 6 sema­nas en notarse los efectos.

El medico valorará la evolución  tras las primeras semanas de tratamiento, y decidirá si es nece­sario aumentar la medicación, cambiarla o añadir otros antidepresivos.

Si persiste la falta de mejoría en 1 ó 2 meses, lo más adecuado  es hacer unos análisis especiales de sangre para comprobar si el enfermo absorbe o no la medicación.

Las depresiones resistentes son aquellas que mejoran poco con el tratamiento, sea cual sea. Gracias a Dios son poco frecuentes. En estos casos hay que probar diversos antidepresivos o medicamentos especiales como las sales de Litio. Algunos de estos tratamientos se administran por vía inyectable intramuscular o endovenosa.

¿Cuáles son los efectos secundarios?

Dependen de cada antidepresivo y de cada persona. Habrá quien no tendrá ninguno, o solamente uno o dos de ellos. Otras personas los tendrán casi todos.

Casi nunca obligan a variar la medicación, aunque puede hacerse en todos los casos.

Los efectos secundarios más frecuentes de los antidepresivos clásicos son:

Sequedad de boca. Estreñimiento. Sudoración. Temblor.

Con los antidepresivos modernos los efectos secundarios suelen ser muy leves. Los más frecuentes son: Náuseas. Cefalea. Disminución de la libido.

¿Que debemos  hacer si los efectos secundarios son muy molestos?

Díganlo con toda tranquilidad a su médico, lo antes posible. Casi siempre es factible cambiar el medicamento por otro que tenga efectos secundarios distintos. Lo más probable es que los efectos secundarios duren entre 2 y 6  días. Si son más duraderos, avise a su doctor.

¿Debemos esforzarnos para salir de la depresión (trastorno depresivo)?

No demasiado. Frases como “Tienes que distraerte” o “Eres tú quien ha de poner el esfuerzo para mejorar” o “Tu te lo tienes que curar” son de una refinada crueldad en el caso de personas con depresión.

Si alguien estuviera con una pierna rota y enyesada, a nadie se le ocurriría decirle: “Tienes que esforzarte por correr” o “Eso se cura subiendo cada día una montaña”. Pues bien, los “consejos” para que los depresivos “se animen” son tan contraproducentes como los de atletismo para los lisiados.

La depresión es precisamente una enfermedad del humor, del estado de ánimo y de la capacidad para disfrutar.

Sí que es verdad que, en alguna ocasión, puede ser positivo animar a un depresivo. Pero la mayor parte de las veces le estaremos forzando, haciéndole sentir más incapaz y culpable.

El paciente depresivo es difícil de contentar. Si le hacemos caso se quejará de que lo atosigamos, y si no le hacemos caso, se quejará de que le re­chazamos.

Cuando uno tiene una depresión, si está aquí le parece que estaría mejor allí, pero cuando va a allí, cree que estaba mejor aquí. Hay que tener paciencia con el.

La depresión es un estado de malestar total, que puede ser terrorífica. Solamente los que han tenido una depresión entienden lo que pasa por la cabeza de un depresivo.

No debemos confundir la depresión con un estado de tristeza normal. Todos habremos estado tristes alguna vez, pero ello no es nada compara­do con la profunda agonía que sufre un depresivo grave, ni siguiera con la tristeza o la inquietud de las depresiones llamadas “menores”.

La depresión es algo terrible. La frase que más me ha impresionado, dicha por un paciente depresivo, ha sido la siguiente: “Doctor, si cuando muero voy al Infierno, no me vendrá de nuevo. Ya estoy en el infierno”.

¿CÓMO PUEDE AYUDAR LA FAMILIA en una depresión (trastorno depresivo)?

El único tratamiento que la familia puede suministrar es el una combinación de cariño y de comprensión. El paciente depresivo puede estar irritable y antipático, pero no es por culpa suya. Bastante pena tiene, y, a pesar de que intentase esforzarse, las más de las veces no conseguiría sobreponerse.

Es importante saber que, cuando el paciente lo está pasando mal, no podemos hacer casi nada para mejorarle. No podremos animarle ni consolarle. Lo mejor es dejarle tranquilo, aún a sabien­das de que, a lo mejor, se enfadará “porque no le hacemos caso”. De la misma manera que “si le hacemos caso” se enfadará “porque le atosigamos”. Es realmente difícil contentar a quien está padeciendo un trastorno depresivo, y la mejor opción es cargarnos de paciencia, y esperar que el tratamiento surta su efecto.

¿Existe la PERSONALIDAD DEPRESIVA o es una forma de depresión (trastorno depresivo)?

¿Hay quien nace con depresión?  ¿Puede tenerse depresión desde muy joven, aún desde niño? Compruebe los síntomas de lo que se llama:

DISTIMIA DEPRESIVA

Distimia quiere decir “humor perturbado”. En este trastorno la persona suele estar con cambios de humor, irritabilidad, problemas de concentración y, de vez en cuando, altibajos depresivos. Las distimias son muy engañosas, pues pueden durar años y no diagnosticarse como un trastorno depresivo. Lo típico es que duren mucho tiempo, y que el paciente no pase más de dos meses libre de trastornos. Es frecuente la incidencia de desavenencias familiares, personales, laborales, etc., a causa de los cambios del humor.

1 comentario

  1. Saves quiero saver como puedo aser q no m deprimapuesto que nadie m entiende todos m critican y m menos presian quiero alluda


Comments RSS TrackBack Identifier URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s